Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Recent Comments

Quien dijo nepotismo?


¿Quién dijo nepotismo?

El impide que personas con vínculos familiares trabajen en una
misma entidad.

Leonardo Calvo Cárdenas, Ciudad de

lunes 1 de mayo de 2006 6:00:00

Como si ya fueran pocos los trabajos que pasa el cubano para vivir en
este interminable paraíso del absurdo y las prohibiciones, en los
últimos tiempos se ha agregado un nuevo fenómeno que provoca incomodidad
y perjuicios al desenvolvimiento social y laboral de muchos ciudadanos.
El gobierno cubano está usando el argumento del nepotismo para impedir
que personas relacionadas por vínculos familiares laboren en una misma
entidad o establecimiento.

Aprovechándose de los profundos desconocimientos conceptuales y
jurídicos del cubano común y, sobre todo, de la inconsecuencia de esa
mala y distorsionada caricatura de organización sindical que se padece,
las autoridades de la Isla imponen esta nueva zancadilla a la ya
menguada laboral y, de paso, enrarecen aún más el mercado de
trabajo.

Desde hace algunos años no se permite trabajar en una misma entidad
bancaria a personas relacionadas familiarmente, lo cual puede tener
alguna explicación en el hecho del acceso a considerables montos de
dinero; pero la puesta en vigor de tal restricción en centros
educacionales, de servicios o en el sector empresarial, ciertamente
llama a inquietud y desconcierto.

De hecho, los capitalistas de la pequeña y mediana empresa, que, por
cierto, no tienen mucha pinta de perdedores, a la hora de la opción
laboral, por lo general privilegian a los familiares de sus empleados ya
establecidos, por las obvias garantías de eficacia profesional y
confiabilidad que estos ofrecen al empleador.

Modelo en esta práctica fueron, décadas atrás, las más emblemáticas
empresas norteamericanas asentadas en la Isla. Incluso, por muchos años,
la Empresa Telefónica conservó esta metodología a la hora de escoger a
sus empleados. Otras grandes empresas internacionales limitan tales
vínculos familiares para evitar conflictos de intereses, pero en Cuba se
da el histórico problema de que el Estado es el único empleador legal.
Por tanto, esta regulación es un sinsentido más.

Conceptos desvirtuados

Tal parece que los gobernantes cubanos, en su desenfrenado afán por
coartar y suprimir las libertades y prerrogativas de los ciudadanos,
olvidaron pasar la vista al más humilde de los diccionarios, donde se
hubieran enterado que el nepotismo no es más que la preferencia que se
otorga a los parientes en las concesiones o empleos públicos.

De esto se desprende que el verdadero nepotismo se ejerce por aquí,
sobre todo en la familia presidencial, donde el máximo líder es el
primero de todo (partido, Estado, gobierno), su hermano menor es segundo
de todo aquello y ministro de Defensa para más señas, y el hermano
mayor, el incontestable “asesor en jefe” de los ministerios de
y Azúcar.

Como la saga no termina, podemos ver a la cuñada del máximo líder como
vitalicia presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, y a la sobrina
como directora del Centro Nacional de Educación Sexual.

No se puede olvidar que hasta hace pocos meses —cuando fue defenestrado
sin recibir la oportunidad de defenderse públicamente, en medio de un
soberbio y confuso apagón—, el esposo o ex de la otra sobrina actuó como
el más prominente de los superministros del gobierno.

Hasta que decidió tomar “las de Villadiego” con su familia, el cuñado
del segundo de todo ocupó la dirección de la Oficina Nacional de Diseño
Industrial. Por muchos años, el primogénito se desempeñó como
de la Comisión de Energía Atómica, e incluso, puede verse a otro de los
hijos del presidente como médico de la Selección Nacional de Béisbol. Si
acaso queda alguien, sé que sabrán perdonarme, porque nadie es perfecto.

Ahora podemos ver al hijo homónimo del vicepresidente Carlos Lage como
presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). Y como
lo que se hereda no se hurta, el muchacho es tan gris y desabrido que
puede pasearse orondo por el libro Guinnes como el líder estudiantil
menos carismático de la historia universal, incapaz de convencer con su
“arenga” a una manada de sofocados pingüinos de zambullirse en un
refrescante estanque en medio del tórrido verano caribeño.

Difícil discernir

Para saber bien qué cosa es el nepotismo, los gobernantes cubanos sólo
tendrían que mirar un poco hacia el lado, al aliado de turno, el
presidente venezolano Hugo Chávez, cuyo hermano nos acompaña como
embajador de la nación suramericana.

En honor a la verdad, es difícil discernir qué diseños o intereses
específicos han impulsado a las autoridades cubanas a utilizar este
descontextualizado argumento para complicar aún más la vida de los
ciudadanos. Muy bien podrían explicar el verdadero origen de esa muy
particular interpretación de un concepto tan antiguo como conocido y,
sobre todo, el porqué de su aplicación.

Talvez los que nos gobiernan pretenden extender aún más en el tiempo y
las estructuras el viejo axioma que muy bien los define: “haz lo que yo
digo, pero no lo que yo hago”.

URL:
http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro_en_la_red/cuba/articulos/quien_dijo_nepotismo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
May 2006
M T W T F S S
« Apr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archives