Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Recent Comments

Cuba no es el mar de la felicidad

Cuba no es el mar de la felicidad
Celina Añez-Baldomero Vasquez

Lunes, 19 de enero de 2009

Se cumplen 50 años de socialismo en Cuba. Ante la determinación del
Chávez de conducirnos hacia un destino similar al cubano, el
cual él califica de "el mar de la felicidad", a los venezolanos se nos
hace obligante evaluar los resultados del modelo económico que hoy
impera en aquel país.

La economía cubana es parasitaria del capitalismo

La economía cubana es cada vez más una economía parasitaria del
capitalismo. Hacia adentro, el único sector que motoriza el crecimiento
económico del país es el . En el año 2008, los 2,3 millones de
turistas que visitaron la isla dejaron ingresos por un monto de 2.740
millones de dólares (1), el cual provino en un 70% de Canadá y Europa.

En relación a la dinámica interna, el turismo es la columna vertebral
del sistema económico. En él las operaciones se realizan en pesos
convertibles a dólares (CUC). Así, el sector laboral ligado al turismo
percibe remuneraciones en pesos convertibles; mientras el resto de los
trabajadores cobra en pesos corrientes que se cambian a razón de 24
pesos por un dólar.

Esto explica la irracionalidad económica del mercado laboral cubano: en
los hoteles para extranjeros se encuentran arquitectos trabajando de
"cargamaleta", médicos como taxistas y a nadie le interese trabajar en
la . Esto último, aparte del atraso tecnológico que padece el
sector que a duras penas produce un 10% de los alimentos que se
consumen. La zafra del año 2007 totalizó 1,1 millones de TM, la más baja
en 100 años (2) como resultado de que el año 2002 mandó a
cerrar un centenar de centrales azucareros; los cuales fueron
desmantelados y hoy son irrecuperables (3).

92 millones de bolívares mensuales cobra Cuba a por cada
médico La principal fuente de divisas con la que Cuba equilibra su
déficit comercial proviene de la exportación de servicios de a
Venezuela. Las fuentes oficiales cubanas registran que los ingresos por
este concepto alcanzaron a US$ 6.460 en el 2008 (4) y según estimaciones
del profesor Mesa-Lago fueron de US$ 4.456 en el 2006 y 5.200 en el 2007
(5).

Recientemente el Ministro de Salud, Jesús Mantilla, informó que el
personal de salud cubano era de 29.296 personas: 3.020 médicos, 2.938
odontólogos, 4.170 licenciados en enfermería y 9.168 técnicos en salud (6).

Es decir, el régimen cubano percibió una remuneración media por el
personal cubano de US$ 220.508. Mensualmente recibió US$ 18.376 por
médico y como le fija un sueldo de 50 dólares a cada uno, el resultado
es una transferencia de divisas, astronómica e irracional, de Venezuela
hacia Cuba.

Los US$ 18.376 expresados en bolívares equivalen a 92 millones
mensuales. Si comparamos ese sueldo con el que obtiene un médico
venezolano en la Misión Barrio Adentro, 2.100.002 bolívares, es una
irracionalidad de marca mayor importar un médico y pagarle a Cuba 44
veces más que en Venezuela. El profesor Mesa-Lago apunta que la
irracionalidad económica se agiganta con el hecho de que a Cuba se le
pagan las enfermeras como si fueran médicos.

La bancarrota económica del socialismo cubano

De persistir los bajos precios de los hidrocarburos, con la consiguiente
merma de la renta petrolera, marcaría el fin del denominado socialismo
petrolero del Presidente Chávez y representaría un descalabro económico
para Cuba. Este país no podría redireccionar la exportación de servicios
médicos porque en el comercio internacional no existe demanda para un
bien que se cotiza a "precios ideológicos". Ningún país va a importar
técnicos en enfermería para subsidiar la isla.

El capitalismo norteamericano es el "salvavidas" de Cuba

Ante su oscuro futuro Cuba opta por exacerbar el parasitismo; pero ahora
el "salvavidas" es el capitalismo norteamericano. El régimen aspira a
que el Presidente Obama elimine ciertas restricciones de lo que queda
del "": la prohibición a los norteamericanos de viajar a la isla;
igual para los cubano-americanos; no fijar límites a los gastos de
visitantes en Cuba, ni tampoco a las remesas (7). Cristina Xalma,
especialista en economía cubana, estima que con "la entrada de turistas
norteamericanos (a Cuba) podría quintuplicar las cifras actuales" (8).
Se calcula que el turismo norteamericano alcanzaría unos ocho millones
de visitantes y las entradas en divisas superarán los US$ 10 mil millones.

La construcción de 30 nuevos hoteles para el turismo indica que el
cubano ya ha apostado por esta salida (9). En principio es un
negocio redondo para los comandantes Castro. Sin mayores concesiones en
el sistema político monolítico del Partido Comunista Cubano, obtendrían
un financiamiento para el insoportable déficit de la Balanza Comercial
que en 2008 escaló a US$ 10.720 millones al dispararse las importaciones
en 43,8% (10). Como ya señalamos, la economía cubana no produce
alimentos. Importa el 90% de lo que consume, sobre todo de los Estados
Unidos. Con este "modelo de desarrollo" podría darse el lujo de importar
el 100%. Escenario posible si además se lograra que el Presidente Obama
elimine las restricciones a las importaciones y permita el pago a
crédito, no como ahora que son de contado, y el traslado de los
alimentos en buques de bandera cubana, prohibido actualmente.

Sin embargo, este rumbo terminará exacerbando las ya graves distorsiones
que han echado raíces en la ineficiente economía socialista cubana.

La bancarrota también es moral

Para mencionar la más importante de las distorsiones padecidas por el
modelo económico cubano, apelemos al sociólogo norteamericano James
Petras, ferviente defensor de la Revolución. En su ensayo Cuba:
Revolución Permanente y Contradicciones Contemporáneas advierte que "los
salarios de los empleos de poca o ninguna calificación relacionados con
el turismo excedieron con mucho a los de científicos de elevada
formación, médicos, trabajadores calificados y trabajadores agrícolas"
(11). Que el turismo trajo como resultado "el crecimiento de un
lumpenproletariado, las prostitutas y narcotraficantes". Las Reflexiones
del Prof. Petras, que, por supuesto, no se divulgaron en Cuba fueron
descalificadas por el comandante Fidel Castro tildándole de neoliberal,
el epíteto predilecto de los analfabetas económicos (12).

En resumen, el turismo proporciona un alivio a la pobreza al generar
mayores ingresos que los que ofrece el fracasado sector estatal
socialista en las demás actividades; sin embargo, propaga en la
población el empleo precario, no calificado, desvinculado del mundo
productivo y de la tecnología, así como también el empleo perverso. Es
decir, los Comandantes Castro han conducido a la cubana no sólo
al derrumbe económico, sino también al desmoronamiento moral.

Cuba no es "el mar de la felicidad"

Cuba no es el mar de la felicidad. Y esa es la razón de fondo para
oponerse a la reelección indefinida del Presidente Chávez. Su socialismo
del siglo XXI, clon
del construido por el comandante Fidel Castro, nos
llevaría como en Cuba al empobrecimiento y al no-futuro. La hostilidad
del presidente Chávez a la propiedad privada, su aversión a la
innovación tecnológica en la esfera productiva, su propuesta de crear
comunas primitivas (el primer paso de Deng Xiao Ping en diciembre de
1978 para sacar a China del atraso económico fue desmantelar las comunas
creadas por Mao), su ejercicio como gobernante de actuar por encima de
la ley cada vez que se le antoja, su manejo arbitrario y despilfarrador
de la renta petrolera, su creencia en que su opinión es la fuente de la
verdad, son razones para estar en contra de una Enmienda Constitucional
que le permita reelegirse indefinidamente.

http://www.analitica.com/va/economia/opinion/4822758.asp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2009
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Archives