Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

Trabajo forzoso estudiantil

Trabajo forzoso estudiantil
septiembre 24, 2014 5:47 pm·

Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) Los cubanos que estudiaron en las cuatro primeras décadas del régimen revolucionario recuerdan aún con desagrado los períodos de “Escuela al campo” que los separaban de sus hogares por 30 o 45 días y hasta por 2 meses, como ocurría con los que estudiaban en los institutos preuniversitarios.

Ir a trabajar al campo era obligatorio. La no asistencia tenía graves implicaciones en el expediente escolar. Solo los enfermos estaban exentos.

No obstante, había adolescentes que pudiendo quedarse en casa, porque tenían un certificado médico que atestiguaba que no podían trabajar en el campo, iban a la Escuela al Campo para no aburrirse porque la escuela cerraba y sus amistades estaban muy lejos, en campamentos improvisados en Alquízar, Güines o Melena del Sur.

Los estudiantes eran albergados en rústicas naves con techo de zinc y piso de cemento. Dormían en literas con bastidor de sacos de yute, alineadas a uno y otro lado del albergue.

Afuera, en otra nave tan fea como la del dormitorio, estaba el comedor, que en el mejor de los casos contaba con rústicos bancos y mesas.

La comida era cocinada con leña. La leche del desayuno y los frijoles casi siempre estaban ahumados. Los que eran majaderos para comer, pasaban hambre.

Los pertrechos que llevaban las madres para la semana no alcanzaban o se echaban a perder por la falta de refrigeradores.

Por lo general, los campistas forzados eran solidarios y compartían el fanguito –leche condensada cocinada- y el pan tostado o las galletas.

Algo alejadas del albergue estaban las duchas y las letrinas. Un tubo hacía de ducha y un saco de yute de cortina de baño. Los que querían bañarse con agua caliente tenían latas de aceite a las que se les ponía un asa de metal, a modo de cubo. En ellas calentaban el agua, en el fogón de leña donde se cocinaba.

Algunos campamentos tenían parques hechos por los propios estudiantes para recibir a la familia los domingos. Pero en ellos no había espacio para todos los familiares. Muchos preferían sentarse encima de una cama, en el comedor o en la hierba, en un picnic que nada tenía de chic.

El trabajo era arduo. Comenzaba antes de las 8 de la mañana. Deshierbe de malangas más altas que los alumnos, deshierbe con guataca de extensos surcos, chapeo con machetes enormes y peligrosos que ampollas en las manos, recogida de latas de tomates con normas excesivas como si fueran jornaleros, eran entre otros los trabajos que tenían que hacer. En la tarde, el sol hacía abusiva la faena.

Muy pocos estudiantes se acogían a certificados médicos y una cifra ínfima de padres se negaba a enviar sus hijos al campo. No era aconsejable.

Para los de mi edad, los recuerdos de esa época de trabajos forzosos, separados de la familia, soportando incomodidades, no son muy alegres que digamos.

Era un mérito asistir a la Escuela al Campo. Determinaba la integralidad ideológica de los estudiantes. Los profesores entregaban galardones con consignas irrepetibles.

Pero peor aun fueron Escuelas en el Campo, donde los estudiantes de secundaria básica y de preuniversitario estaban internados toda la semana y también estaban obligados a trabajar en la agricultura.

¿Alguien pensó que ya habían pasado los tiempos del trabajo forzoso estudiantil?

El pasado 10 de septiembre, en el periódico Granma, bajo el título “Aporte estudiantil desde los campos” el periodista Germán Veloz Placencia elogió la labor de los estudiantes de secundaria básica y preuniversitario en la zafra cafetalera en territorios de la provincia de Holguín.

Según el comunicador, los estudiantes cuentan con garantías en cuanto a salud, medios de trabajo necesarios, y otras facilidades.

Se anunció que los estudiantes laborarán en la zafra cafetalera hasta enero de 2015 en los municipios Frank País, Moa y Mayarí.

Otros municipios se preparan también para recibir a los inexpertos trabajadores, a los que se les chantajea: si no realizan las tareas agrícolas no podrán tener acceso a los estudios superiores por los que optan.

Para Cuba actualidad: aimeecabcu2003@yahoo.es

Source: Trabajo forzoso estudiantil | Primavera Digital – http://primaveradigital.net/trabajo-forzoso-estudiantil/

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2014
M T W T F S S
« Aug   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Archives