Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

El embargo no es el problema de Cuba – el problema es el sistema

“El embargo no es el problema de Cuba: el problema es el sistema”
Por: Gabriela Esquivada

Jaime Suchlicki, especialista en la historia de Cuba -donde nació-,
analizó para Infobae el restablecimiento de las relaciones diplomáticas
entre la isla y los Estados Unidos

“Aquí no ha empezado nada”, descartó el profesor de la Universidad de
Miami Jaime Suchlicki que el 17 de diciembre pasado, con los anuncios
conjuntos de Barack Obama y Raúl Castro, haya comenzado un proceso de
cambios en las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. “Lo que ha
pasado es que los estadounidenses quieren más turistas en la isla y Raúl
dijo ‘Ok, mándenme más turistas’. No ha habido un proceso de cambio
interno en Cuba.”

Suchlicki es un especialista en la historia de Cuba, donde nació.
Dialogó con Infobae desde su oficina en el Institute for Cuban and
Cuban-American Studies (ICCAS), que dirige, en la University of Miami;
allí también edita el Cuban Affairs Journal. En esa misma universidad de
la Florida ocupa la cátedra de Historia Emilio Bacardi Moreau. Ha
publicado Cuba: From Columbus to Castro, que ha llegado a cinco
ediciones desde su salida en 2006; Mexico: From Montezuma to NAFTA
(2003) y University Students and Revolution in Cuba (1969), entre otros
trabajos.

–¿Qué impresión le han dejado las audiencias en el Subcomité de
Relaciones Exteriores del Senado?

He visto que invitaron a opositores de Cuba, y la mayoría de ellos ha
mostrado una posición bien negativa con respecto a las medidas que ha
tomado el presidente Barack Obama, en parte porque no se ha consultado a
la disidencia en Cuba, y en parte porque ellos creen que las medidas que
el presidente está tomando van a ayudar al régimen de Raúl Castro, y que
el régimen de Raúl Castro no ha ofrecido concesiones de tipo alguno para
los cambios que están ofreciendo los Estados Unidos.

–En esta primera etapa, ¿qué posibilidades de intercambio hay, en
particular dadas las diferentes expectativas de cada parte?

Creo que este es un cambio muy, muy lento, y muy difícil. Creo que se va
a demorar muchísimo tiempo en normalizar las relaciones porque los
Estados Unidos son los que quieren ofrecer concesiones pero el gobierno
de Cuba no está dispuesto a ofrecer concesiones significativas a su vez.
El gobierno de Cuba es aliado de países como Venezuela e Irán, países
que son enemigos de los Estados Unidos. Y Cuba no está dispuesta a dejar
de ser un país antiamericano para convertirse en un amigo del presidente
Obama.

–En esa lentitud, ¿qué sucede con los temas más importantes?

El gobierno de Cuba tiene el temor de que si ellos abren el proceso
económico se les va a ir el poder de las manos: que va a llevar a más
manifestaciones en la isla, que va a provocar un cambio político. Ellos
están interesados en permanecer en el poder y pasarles el poder a sus
sucesores y a los militares, que son los que controlan el poder. Raúl
Castro quiere mantenerse en el poder por los dos años que le faltan,
dejarle el poder a sus hijos y a sus aliados y sus socios militares, y
no que esto se transforme o que él al final de su vida se encuentre con
una rebelión popular. Él quiere tranquilidad, control, y que eso
continúe hasta que él se vaya para dejar todo en manos de otro.

–Uno puede saber cómo empieza un proceso, pero la dinámica económica y
social es impredecible.

Por eso él no ha empezado el proceso. Aquí no ha empezado nada, aquí no
ha pasado nada. Lo que ha pasado es que los estadounidenses quieren más
turistas en Cuba y Raúl dijo “Ok, mándenme más turistas”. No ha habido
un proceso de cambio interno en Cuba. Las reformas que él ha introducido
–si se pueden llamar reformas: creo que son pequeños cambios– no están
llevando a Cuba hacia una economía de mercado, no están transformando la
economía de Cuba: son medidas muy limitadas para sobrevivir a la
situación difícil y para sacarse varios cientos de miles de trabajadores
de la nómina del Estado y pasarlos a las empresas privadas. El
cuentapropismo, las 181 profesiones arreglar fosforeras, vender pizza…
son cosas que no ayudan a la economía del país. No abre la economía, no
permite a los cubanos exportar sus productos, ser aliados de
corporaciones extranjeras. Por lo tanto no tiene impacto, es muy limitado.

“ESTE ES UN CAMBIO MUY, MUY LENTO, Y MUY DIFÍCIL”
LEA MÁS: Pablo Milanés: “La apertura cubana es un maquillaje”

LEA MÁS: La hija de Diosdado Cabello es la elegida del chavismo para
cambiarle la cara a Venezuela

–Cuba necesita inversiones y el Poder Ejecutivo de los Estados Unidos
podría habilitarlas con sus atribuciones, sin el Congreso. ¿Qué pasaría?

El problema con las inversiones en Cuba van a ser muy limitadas. El
mercado interno es muy pequeño. Las corporaciones estadounidenses que
quieren invertir van a querer hacerlo en un sistema legal que sea
transparente y proteja a las inversiones de los Estados Unidos. Y está
el problema de la confiscación de propiedades estadounidense en los años
’60s: hasta que eso no se resuelva, no puede haber inversiones. Y el
Poder Judicial en Cuba es del Estado, todo está controlado: los abogados
trabajan para el gobierno, los jueces trabajan para el gobierno. No hay
un sistema independiente legal.

–Además de las atribuciones que él puede el presidente Obama ha llamado
al congreso a levantar el embargo. ¿Cuál es su perspectiva?

El Congreso no va a levantar el embargo. El embargo no es el problema de
Cuba. El problema de Cuba es el sistema, que no funciona. Como no
funcionaron el sistema de Europa del Este o el sistema de la Unión
Soviética. Además, a pesar del embargo, Cuba comercia con todos los
países del mundo. Tiene negocios con todo el mundo, puede comprar todo
lo que quiera en el mundo. El problema es que no tiene capacidad para
comprar porque el sistema no produce.

–¿Importa el embargo? Los Estados Unidos han sancionado a empresas
locales, como JP Morgan Stanley Chase, y a otras de terceros países,
como Canadá, por comerciar con Cuba debido a la ley Helms-Burton, parte
central del embargo.

No sé cómo funciona esto con la ley Helms-Burton. Hay gente que ha
violado la Ley Helms-Burton y por eso naturalmente la van a sancionar.

–¿Y hasta qué punto es un argumento defensivo del gobierno cubano: el
embargo impide el crecimiento?

Yo entrevisto cubanos que vienen de la isla. Ya nadie cree que el
embargo es la causa de los problemas en Cuba. Eso ya no es más que un
mito. Todos los cubanos dicen que lo que no funciona allá es el sistema,
no el embargo. El que no haya mango, papas y plátano en Cuba no tiene
que ver con el embargo, tiene que ver con la producción de agricultura.

–¿Qué función cumple hoy embargo, por lo cual en su opinión el Congreso
no lo levantará?

En primer lugar es una sanción moral a la dictadura en Cuba, a las
violaciones a los derechos humanos. En segundo lugar no les permite a
los Estados Unidos darles préstamos a Cuba, no le permite a grandes
cantidades de turistas estadounidenses ir a la isla, no le permite a
Cuba comprar tecnología en los Estados Unidos. Tiene su valor real.
Desde el punto de vista moral, definitivamente debe mantenerse. Ningún
país regala su política. Si el gobierno de Cuba está dispuesto a hacer
concesiones, creo que se debe cambiar el embargo. Pero si el gobierno de
Cuba está exigiendo, en vez de ofrecer, condiciones, que se quede el
embargo. Ya cuando se vaya Raúl habrá tiempo para sentarse con los
futuros líderes a hablar.

“EL CONGRESO NO VA A LEVANTAR EL EMBARGO”
–Usted mencionó que Cuba es aliada de países enemigos de los Estados
Unidos. ¿Debe permanecer en la lista de países que apoyan el terrorismo?

Cuba continúa apoyando a grupos terroristas en el mundo, especialmente
Hezbolah y Hamas; hay terroristas de los Estados Unidos que se fueron
para Cuba, como JoAnne Chesimard, que está en la lista de los
terroristas más buscados del FBI; tiene terroristas de la ETA, la
organización separatista terrorista española. Cuba está metida con
países terroristas y es aliado de Irán: Cuba no debe sacarse de la lista.

–En la primera ronda se manifestaron obstáculos en temas centrales, como
derechos humanos. ¿Cómo ve esa discusión?

Es una discusión que no tiene sentido para los Estados Unidos. Cuba
tiene una posición distinta: no va a ofrecer concesiones. Tiene a 11
millones de cubanos bajo su control. En Cuba no hay Internet, en Cuba no
hay libertad de prensa. Yo no sé por qué estamos hablando de derechos
humanos.

–Desde que se hicieron los anuncios ha aumentado la cantidad de cubanos
que intentan llegar a los Estados Unidos, por temor a que se elimine la
Ley de Ajuste, que les ofrece ventajas migratorias. ¿Podría pasar?

La Ley de Ajuste Cubano va a cambiar. La van a ajustar más y van a
enfatizar que sean perseguidos políticos que llegan a los Estados
Unidos, no cualquier cubano que llega a los Estados Unidos. La estampida
se explica porque la gente está esperando que la quiten, y quiere llegar
a la costa estadounidense primero.

TENER UNA EMBAJADA EN CUBA “NI PINCHA NI CORTA”
–El primer paso es reestablecer relaciones: ¿vale la pena tener embajada?

Si permiten que los diplomáticos vean a la disidencia… Pero ya Cuba
dijo que no.

–Es una condición de los Estados Unidos.

Veremos si Cuba va a acceder. ¿Si vale la pena? Creo que ni pincha ni corta.

Source: El embargo no es el problema de Cuba: el problema es el sistema
– América –
http://www.infobae.com/2015/02/14/1626462-el-embargo-no-es-el-problema-cuba-el-problema-es-el-sistema

Tags: , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
February 2015
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
Archives