Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

Cuba y Estados Unidos, un acuerdo con buenos humos

Cuba y Estados Unidos, un acuerdo con buenos humos
JAVIER TAHIRI@JAVIERTAHIRI / LA HABANA
Día 15/03/2015 – 02.44h
La industria cubana del tabaco aguarda la entrada en el mercado
norteamericano

Las arrugas de Gerardo son las de las hojas de tabaco que cultiva como
guajiro y veguero en Pinar del Río (Cuba) desde que era niño. Ahora
tiene 85 años. «No necesito termómetros para saber la humedad del
tabaco. Yo la noto cuando toco las hojas», describe en una casa de
tabaco tradicional en la que secan las hojas recogidas. Pliegues de
tabaco que, después de 539 pasos, estarán enrollados y empaquetados como
puros en cajas de Habanos S.A., la gran compañía de habanos cubana
propiedad al 50% de la franco-española Altadis. Pero algo ha cambiado en
un proceso que ha sufrido pocas alteraciones en las últimas décadas. Por
primera vez desde 1962, las hojas que acaricia Gerardo podrían ser
vendidas de forma legal como habanos en Estados Unidos. Los puros de la paz.

El deshielo comercial con Estados Unidos avanza con buenos humos de cara
a la industria del habano cubano. Hasta el punto de que el pasado mes de
diciembre, Barack Obama aceptó un puro cubano en una recepción por
Navidad. A pesar de la prohibición norteamericana aún vigente, el líder
mundial atrapó el regalo y sonrió. Y olió el habano ante las cámaras.

Este gesto simbólico fue más allá el pasado 16 de enero: desde entonces
los puros cubanos se pueden consumir legalmente en EE.UU. Si fumar un
habano en tierras norteamericanas era delito, ahora los turistas
norteamericanos en la isla pueden comprar hasta 100 dólares de habanos y
llevárselos de vuelta a su país de origen.

Sólo son las primeras caladas del acuerdo que puede venir pero el nuevo
horizonte de apertura se palpó hace semanas en el XVII Festival
Internacional del Habano, que congregó en la isla la semana pasada a
periodistas, directivos de la industria y celebridades como Paris Hilton
y Naomi Campbell. El vicepresidente comercial de Habanos S.A., Jorge
Luis Fernández abrió fuego y señaló en rueda de prensa que la compañía
aspira a lograr una cuota de entre un 25% y un 30% en Estados Unidos si
le levanta el embargo contra la isla.

«Algunos pensarán que es una cifra un tanto conservadora, pero eso nos
convertiría en líderes de mercado», aseguró Fernández. El español Javier
Terrés, vicepresidente de desarrollo de Habanos, fue más allá y apuntó
que el objetivo a largo plazo de la compañía es lograr en EE.UU. una
cuota de mercado del 70%. Este porcentaje es el que la compañía tiene en
todo el mundo.

El fumador norteamericano es el más codiciado por las marcas de tabaco
«Premium». El país es el principal mercado mundial del sector. Si en
todo el planeta se fuman cada año unos 400 millones de dólares en este
segmento, sólo EE.UU. consume dos terceras partes, señala el director
general de la división de cigarros «premium» de Imperial Tobacco -matriz
de Altadis- y presidente de Tabacalera, Fernando Domínguez.

Si EE.UU. pone fin al embargo económico que mantiene sobre la isla,
marcas reconocidas en todo el planeta como Montecristo, Cohíba, Romeo y
Julieta o Partagás podrían desembarcar en tierras norteamericanas. Hasta
entonces puros de Nicaragua, República Dominicana y Honduras son los que
abastecen la demanda estadounidense.

Desde Habanos, que cuenta con todas estas marcas, se espera que la
entrada en territorio norteamericano dispare su cuota de mercado pero
que después se estabilice. Domínguez confía en el efecto arrastre que
puede tener la entrada en EE.UU. en otros mercados, al tener una mayor
proyección exterior. Habanos S. A. vendió el año pasado 439 millones de
dólares, un 1% menos que en 2013. Un 56% de su facturación fue a Europa,
mientras que América absorbió el 15%.

Ante el nuevo escenario, la corporación ya está moviendo ficha en todos
los procesos en los que está presente: desde el cultivo de la planta de
tabaco hasta su distribución final. La idea, destacan desde la empresa,
es no perder la labor artesanal y la calidad que caracteriza a los
cigarros cubanos.

«Vamos a estar en disposición de satisfacer toda la demanda cuando ese
momento llegue -el desbloqueo definitivo-, tanto en EE.UU. como en el
resto del mundo. Nuestro socio ya está trabajando en Cuba para alcanzar
este objetivo, tanto desde el punto de vista agrícola como del de la
industria del torcido a mano, mejorando eficiencias y productividades e
incorporando nuevas áreas de cultivo en las mejores vegas de Cuba»,
describe Domínguez.

Desde La Habana, las señales de humo de las negociaciones parecen
positivas. El secretario de prensa de John F. Kennedy, John Salinger,
contaba que horas antes antes de firmar el embargo a Cuba en 1962,
Kennedy le mandó comprar 1.000 habanos Petit Upmann para aprovisionarse.
Quizás en unos meses, también Obama pueda comprar su propia reserva de
puros cubanos en territorio norteamericano.

Source: Cuba y Estados Unidos, un acuerdo con buenos humos – ABC.es –
http://www.abc.es/economia/20150315/abci-cuba-estados-unidos-tabaco-201503132201.html?utm_source=abc&utm_medium=rss&utm_content=uh-rss&utm_campaign=traffic-rss

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
March 2015
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archives