Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

El Gobierno – gran beneficiario de las remesas familiares

El Gobierno: gran beneficiario de las remesas familiares
OSMAR LAFFITA ROJAS | La Habana | 26 Ago 2015 – 11:51 am.

Los pequeños empresarios cubanos no tienen personalidad jurídica.

Es errónea la afirmación de que las remesas son el motor más potente de
la economía cubana, sobre la base de que su monto en los últimos años ha
superado holgadamente el de los principales rubros exportables del país,
como el azúcar y el níquel.

El uso que en última instancia se le da a ese dinero debería reflejarse
en el desarrollo y fortalecimiento de los pequeños negocios privados.
Pero no es así.

En Cuba, la legislación vigente no reconoce a los pequeños propietarios
privados como personas jurídicas.

En países de América Latina que son grandes receptores de remesas, como
México, Guatemala y El Salvador, el dinero de las remesas ha contribuido
al desarrollo y fortalecimiento de una pequeña clase media, con un gran
peso en los servicios, la agricultura, el trasporte, la construcción y
la pequeña industria.

El 22 de junio, en la reunión del Consejo de Ministros en la que se
anunció que el Producto Interno Bruto había crecido 4,7% en el semestre,
y posteriormente, en la reunión de la Asamblea Nacional del Poder
Popular celebrada el 15 de julio, el titular de Economía y
Planificación, Marino Murillo Jorge, brindó un detallado informe sobre
el comportamiento de la economía. Pero en ambos eventos no hubo la más
mínima información sobre el monto de las remesas recibidas y su impacto
en el crecimiento del PIB anunciado.

La cantidad de cubanos residentes en el Estado de Florida, de acuerdo a
estadísticas de la Oficina del Censo de Estados Unidos, ascendía a
1.889.000 personas en 2011. En esa cifra estaban incluidos 801.000
descendientes directos de estos emigrados, nacidos en territorio
norteamericano. Esa comunidad es la principal emisora de remesas a Cuba.
Cada año, cientos de millones de dólares son enviados por esos
cubanoamericanos de Florida a sus familiares residentes en Cuba.

El tema de las remesas es tabú para el Gobierno cubano. El monto nunca
ha sido hecho público. No aparece en ninguna estadística y la prensa
oficialista no está autorizada a abordar el asunto. Pero diferentes
instituciones académicas que se ocupan de estudiar la economía cubana
radicadas en varios países, calcularon que al cierre de 2013 el monto de
las remesas —sin incluir las que envían los 100.000 cubanos residentes
en España— oscilaba entre 1,4 y dos mil millones de dólares, cantidad
que supera con creces la obtenida por exportación de azúcar, níquel,
tabaco y medicamentos, solo superada por la recaudación bruta del
turismo y la exportación de servicios médicos.

Las remesas son una fuente de entrada de dinero neto a las arcas del
Estado, quien no tiene que invertir ni un centavo para obtenerlas. Por
eso, por representar una inyección directa de capital que no demanda
gasto o inversión alguna, contribuyen a la liquidez del país.

Aunque el Gobierno no lo reconoce, es un secreto a voces que las remesas
han tenido y tienen un impacto positivo en la economía. Funcionarios
gubernamentales, de manera criptica y con el empleo de un rebuscado
metalenguaje, han tenido que admitirlo.

Esas divisas han servido y sirven como el capital inicial con que han
contado las personas autorizadas para tener pequeños negocios privados.

Según un estudio realizado por el Centro de Estudios del Diálogo
Interamericano, radicado en Washington, se calcula que el 55% de los
cubanos que residen en Estados Unidos envían dinero por métodos
convencionales a Cuba.

Contrario a lo que se afirma, ese dinero podría duplicarse no por la
normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, sino cuando
La Habana se decida a otorgarle la categoría de persona jurídica a los
pequeños empresarios privados.

En los 3.000 pequeños restaurantes y hostales que existen actualmente en
Cuba han encontrado empleo miles de trabajadores contratados, pero sus
empleadores, los propietarios, al ser persona naturales, no gozan de
ninguna de las prerrogativas contempladas en el derecho mercantil.

El empoderamiento de los dueños de pequeños negocios privados, al ser
reconocidos como personas jurídicas, sería lo que realmente propiciaría
el aumento de las remesas, no el incremento de la demanda de alimentos y
productos del hogar que ocurre desde hace años.

El mayor beneficiado por el envío de las remesas a Cuba es el Estado, el
cual emplea la red de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) como una
gran aspiradora que se ocupa de recoger la mayor parte de la divisa que
llega al país. Pero en esos establecimientos continúa vigente la leonina
tasa del 240% sobre el precio original mayorista de importación de esos
artículos.

Casi ocho meses después de entrar en vigencia, todavía los cubanos están
ajenos a las doce medidas del Departamento del Tesoro norteamericano
adoptadas en enero. Entre dichas medidas está la autorización del
aumento del envío de remesas a 2.000 dólares por trimestre. Además, los
norteamericanos que sean autorizados a viajar a Cuba podrán traer hasta
10.000 dólares como remesas familiares o como donaciones a
organizaciones religiosas o por motivos educativos.

Source: El Gobierno: gran beneficiario de las remesas familiares |
Diario de Cuba – http://www.diariodecuba.com/cuba/1440348178_16499.html

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
August 2015
M T W T F S S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Archives