Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

El Noticiero Nacional de Televisión explica por qué no bajan los precios

El Noticiero Nacional de Televisión explica por qué no bajan los precios
OSMAR LAFFITA ROJAS | La Habana | 7 Mar 2016 – 8:09 am.

La noche del pasado 23 de febrero, la sección “Cuba dice” del Noticiero
Nacional de la Televisión Cubana, trató acerca de los altos precios de
los productos agrícolas.

Los periodistas Talía González y Boris Fuentes, que son los conductores
del programa, reconocieron que a pesar de las diversas medidas tomadas
por el Gobierno, todavía persiste la inconformidad de la población por
los altos precios de los productos agrícolas.

Esa reacción de la población es más que justificada: con los míseros 23
dólares que devengan de salario mensual, la mayoría de los trabajadores
cubanos no puede pagar esos precios.

Ahora resulta que desde el punto de vista oficial, que es de los
conductores de “Cuba dice”, los responsables de esos altos precios son
los intermediarios.

La figura del intermediario es reconocida por la legislación vigente y
su actividad se considera necesaria. Por ello, la situación no es tan
simple como se planteó en “Cuba dice”.

Al cierre de 2015 existían 360 empresas agrícolas estatales y 5.106
cooperativas agropecuarias de diferentes formas que, en conjunto, poseen
6.341.500 hectáreas de tierra. De ellas, se reportaron cultivadas
2.646.500. Es decir, que permanecen ociosa o mal atendidas 3.695.000
hectáreas.

Que los precios de los productos del agro estén elevados y se haya
tenido que destinar 2.000 millones de dólares para exportar el 80% de
los alimentos, se debe fundamentalmente a que las tierras cultivables no
están debidamente explotadas.

Los conductores de “Cuba dice” explicaron que el Gobierno ha implantado
diferentes mecanismos para la comercialización de los productos del agro
con el propósito de que la población pueda comprarlo a precios más
razonables, pero no detallaron esas medidas, que parece no han tenido
los resultados esperados, desde el mismo momento que tuvieron que
dedicar el programa a un problema aún pendiente de solución.

Talía González recurrió al empleo de un lenguaje cantinflero para evitar
señalar que las instancias gubernamentales son las responsables de que
esas decisiones no hayan impactado de forma positiva en los precios y
en la estabilidad de los productos.

En “Cuba dice” no explicaron cuáles fueron los montos productivos
alcanzados en el 2015 por las empresas estatales agrícolas con el fin de
exonerarlas de su responsabilidad por la situación de los altos precios.

Desde finales de 2015, los productos agropecuarios alcanzaron precios
exorbitantes en la mayoría de los mercados que ofertan estos productos
en todo el país, pero principalmente en La Habana.

En los mercados agropecuarios de oferta y demanda resulta casi
imposible comprar por los exagerados precios de los productos: la
libra de mango está a 1,20 dólares, la de malanga y guayaba a 40
centavos de dólar, y la de tomate a un dólar (cuando aparece más
barata, no baja de los 40 centavos de dólar).

Los tarimeros de dichos mercados dicen que estos precios responden a
lo caro que tienen que comprar los productos en el Mercado Agropecuario
El Trigal, el único mayorista que funciona en el país. Explican que
allí, por ejemplo, una caja de tomate cuesta 24 dólares, les sale a 60
centavos de dólar la libra. A eso hay que sumarle el pago de la
trasportación de la mercancía. Afirman que no pueden vender más barato,
porque perderían.

El grueso de la producción agrícola de las provincias Artemisa y
Mayabeque es destinada a los mercados agropecuarios de La Habana. De
acuerdo al Anuario Estadístico 2014 elaborado por la Oficina Nacional de
Estadísticas e Información (ONEI), la producción reportada en ambas
provincias fue 627.464 toneladas. La mayor parte de lo producido
correspondió a las diferentes formas de cooperativas, los campesinos y
los usufructuarios: 555.251,4 toneladas. Las restantes 72.212,6
toneladas fueron aportadas por las empresas agrícolas estatales.

En “Cuba dice”, deliberadamente silencian que las empresas agrícolas de
Artemisa y Mayabeque fueron las que reportaron menores índices de
producción.

Los precios de las mercancías que se comercializan en los mercados
agropecuarios estatales son más asequibles, pero no alcanzan para cubrir
las necesidades de la población, por lo que muchos se ven obligados a
pagarlos a precios más altos en los mercados de oferta y demanda.

Talía González y Boris Fuentes brindaron informaciones que no
concuerdan con la realidad. El campesino vende la malanga sacada del
surco entre 12 y 16 centavos de dólar la libra. Las empresas agrícolas
no producen malanga en cantidades suficientes para lograr que su precio
baje. Los campesinos y los usufructuarios, que son los mayores
productores de malanga, se la venden a intermediarios y revendedores.
Ahí se inicia la escalada de los altos precios. Cuando el producto llega
a la tarima, hay que pagar el triple o más de su precio original.

En El Trigal, cuando un camión llega repleto de mercancía, los
intermediarios y revendedores los compran completos, y son ellos los que
fijan los altos precios reinantes en la red de mercados agropecuarios de
oferta y demanda.

Talía González y Boris Fuentes, que no se apartaron del guion
entregado, concordaron con los criterios expresados recientemente por el
vicepresidente José Ramón Machado Ventura, en la reunión efectuada en
Guantánamo con dirigentes y productores agrícolas.

En dicha reunión, que fue reflejada en un trabajo de la periodista
Haydée León titulado “Enderezar las rutas torcidas de acopio” y que
apareció en el diario Juventud Rebelde del pasado 27 de febrero, Machado
Ventura señaló la urgencia de contratar más del 85% de las
producciones de todas las formas de producción de la agricultura.

De acuerdo a Machado Ventura, el problema de los altos precios en los
mercados de oferta y demanda no es atribuible solamente a los
intermediarios, sino también a ciertos sectores que tienen solvencia
monetaria y pagan esos precios sin protestar.

Para lograr que los precios de los productos agrícolas bajen, las
empresas de acopio abastecerán directamente 70 nuevos mercados
agropecuarios estatales con precios rebajados. También se anunció que se
trabaja para que en 120 Consejos Populares haya un mercado de este tipo,
que según aseguran, es lo que garantizará la presencia de los productos
a precios más bajos.

Pero todavía no se satisface la demanda de la población. Para ello, urge
sembrar más y poner en producción los centenares de miles de hectáreas
que están cubierta de hierbas y marabú.

Si la producción agrícola aumenta, a los sujetos que participan en la
comercialización de los productos, no les quedará otra salida que bajar
los precios.

Source: El Noticiero Nacional de Televisión explica por qué no bajan los
precios | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1457216096_20718.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
March 2016
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Archives