Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

Cuba topa los precios y los productos agrícolas “desaparecen”

Cuba topa los precios y los productos agrícolas “desaparecen”
Es una consecuencia directa de la estrategia nacional de mantener el
dominio sobre asuntos que se regulan solo cuando hay resultados
productivos que se traducen en incrementos de la oferta
CRISIS ECONÓMICA
MIAMI.-REDACCIÓN

Al menos tres de los 12 mercados visitados en una barriada habanera por
un periodista de Diario de Cuba tenían cerradas sus áreas de venta de
productos agrícolas, y otros siete mostraban una escasa oferta.

El hecho, a simple vista, parece ser el primer efecto de las medidas
adoptadas por el régimen de fijar precios máximos a viandas, hortalizas,
frutas y granos que se venden bajo control estatal, una estrategia que,
según la propuesta oficialista, busca “proteger” a los sectores más
desfavorecidos de la sociedad cubana.

Uno de los testimonios publicados por Diario de Cuba evidencia la doble
moral que opera en la isla en cualquiera de las esferas de la vida
económica, política o social. Un vendedor de un establecimiento que
parecía tener a la venta solo boniato (sweet potato) le comentó al
reportero: “Si quiere algo así como ajos, cebollas…, tengo en el almacén”.

El hecho lo justifica porque “pagamos dinero por la mayoría de la
oferta, ahora fijaron precios y, si vendemos por los nuevos precios,
perdemos, además de no poder justificar el origen de las mercancías”.

Porque tal como reconoce Diario de Cuba, es un secreto a voces que la
enorme red estatal —en La Habana abarca 332 agromercados— se abastece a
escondidas de los mismos intermediarios que surten los mercados de libre
oferta-demanda, los cuales no están obligados a cumplir las nuevas
resoluciones del Ministerio de Finanzas y Precios.

Es una consecuencia directa de la estrategia nacional de mantener el
dominio sobre asuntos que se regulan “automáticamente” cuando hay
resultados productivos que se traducen en incrementos de la oferta. Solo
entonces, cuando haya más para comprar que lo que se necesita para
sobrevivir, los precios bajarán por sí solos. Pero estimular la
producción sigue siendo asignatura pendiente en La Mayor de las Antillas.

Mientras eso no suceda, la realidad que se encontró el reportero de
Diario de Cuba en uno de los establecimientos, supuestamente atendido
por la Cooperativa de Créditos y Servicios Fructuoso Rodríguez, en
Belascoaín y Benjumeda, en la capital cubana, pasará a ser, de
excepción, la regla. Días atrás ofrecía una variada y diversa lista de
productos y ahora solo oferta rastrojos de malanga y boniato.

En contraste, en aquellas unidades donde se rentan tarimas a los
vendedores independientes, el cubano común puede acercarse a cebollas
hermosas, plátanos listos para la sartén, coles frescas, boniatos y
malangas de buena calidad, pero con precios muy por encima de las cifras
topadas de la actual implementación ministerial.

Y lo peor es que el tema no es nuevo. Es recurrente, y los cubanos lo
saben: “Por esta experiencia hemos pasado dos y tres veces. ¿Recuerdan
la redada contra los macetas, cuando abrieron por primera vez los
mercados libres en los años 80? Terminó con la operación del MININT
‘Pitirre en el alambre’, Fidel en persona liquidó aquellos mercados”,
dijo alguien que prefirió no identificarse.

Según reportes de la prensa oficial que cita Diario de Cuba, un
funcionario del ministerio de la Agricultura en la isla aseguró tener
contratado el 49% de la producción en el país, cifra que no ofrece mucha
garantía cuando se conoce del desabastecimiento y la crisis que padece
la economía cubana.

Con esas “cantidades” no se consigue que regresen a los mostradores de
los establecimientos los productos que, luego de topárseles el precio,
han desaparecido, como tampoco regresarán las ventajas en ingresos que
hasta ahora recibían los trabajadores de esas instalaciones.

Queda por ver qué sucederá con este nuevo episodio en el que el Estado
asume la total responsabilidad del abastecimiento de los mercados
agropecuarios. Al parecer la propia prensa oficialista se imagina el
desenlace.

Tal vez por ello, como refiere Diario de Cuba, el propio órgano oficial
del partido comunista, única opción política en la isla, vaticinó sin
otro remedio que se repetiría nuevamente el “síndrome de la ‘escoba
nueva’, que solo funciona al inicio y luego los viejos problemas
regresan a sus puestos de siempre”.

Source: Cuba topa los precios y los productos agrícolas “desaparecen” ::
Diario las Americas :: Cuba –
www.diariolasamericas.com/4847_cuba/3799374_cuba-topa-precios-productos-agricolas-desaparecen.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
May 2016
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Archives