Cuban agriculture
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Recent Comments

Los campesinos no pueden vender café a EEUU, el Gobierno sí

Los campesinos no pueden vender café a EEUU, el Gobierno sí
PEDRO CAMPOS | La Habana | 1 de Julio de 2016 – 09:47 CEST.

Nada nuevo bajo el cielo cubano. Recientemente se dio a conocer que la
Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) había rechazado, “en
nombre de los caficultores cubanos”, la posibilidad de vender
directamente su café a EEUU, ante la aceptación del Gobierno de ese país
de incluir ese producto en las compras de EEUU a Cuba, siempre que
viniera de los productores directos independientes del Estado.

Ahora nos enteramos que la Nestlé exportara hacia EEUU café producido en
Cuba, el que estará disponible para las máquinas Nespresso, en las
cápsulas de café bautizadas como “Cuban Nespresso”, “Cafecito de Cuba” a
partir de septiembre-octubre próximos.

¿Quién venderá el café cubano a Nestlé? No lo dice la noticia, pero no
puede ser de otra forma: el único autoautorizado, el Gobierno cubano.

No hay manera de que el Gobierno-Partido-Estado evite recordarnos cada
día su carácter totalitario, monopolista y semifeudal. Resulta que él
si puede vender a EEUU a través de Nestlé el café que compra como
monopolio a los campesinos, pero los campesinos no pueden hacerlo ellos
porque eso es servir a la “política imperialista”.

Si no fuera tan trágico para los caficultores y el pueblo cubanos,
darían ganas de desternillarse de la risa, al ver tanta falta de
escrúpulos, hipocresía y doble moral con las que el Gobierno lleva sus
relaciones comerciales con EEUU y cómo explota como intermediario el
trabajo de los cubanos, da lo mismo que sean médicos, que trabajadores
del turismo, azucareros, tabacaleros que caficultores, y lo vende al
mejor postor, olvidándose de aquella máxima guevarista a la que tanto
apelan, cuando de ellos no se trata: “al imperialismo ni tantico así, nada”.

Si el dinero de EEUU es para comprar café directo a los productores…
viene envenenado; si es para llenar las arcas del Gobierno… es dinero
limpio. Si es para ayudar a la oposición… está lleno de malas
intenciones; si es para el Gobierno… es bien recibido. ¿Hasta cuándo el
doble discurso y el doble rasero que tanto se critica a otros?

Pero hay que decir que ese monopolio es el que funciona también en la
economía interna, pues controla prácticamente toda la producción
industrial, la que queda, la inmensa mayoría de los servicios y pretende
controlar toda la producción agrícola, sirviendo como único
intermediario entre productores y consumidores, con precios de acopio
impuestos, sin tener en cuenta los intereses de los productores directos
y precios de venta decididos en CUC para beneficio estatal.

No es nada nuevo en la historia de Cuba tampoco. La Corona española, el
gobierno colonial feudal español que conquistó Cuba, mató a casi todos
sus aborígenes y trajo cientos de miles de africanos para explotarlos
como esclavos, hacía lo mismo, y no solo con el “estanco del tabaco” que
no era más que la prohibición a los tabacaleros cubanos de vender su
tabaco a quien no fuera el Gobierno español, sino que seguidamente
determinó el monopolio de todo el comercio exterior.

Se trata de políticas feudales. Por eso muchos no han dudado en
identificar el llamado socialismo de Estado como una nueva forma de
feudalismo, precisamente por el papel absoluto concedido al Estado, sus
intentos de controlar los mercados y por el carácter vitalicio y
todopoderoso de sus gobernantes únicos.

Así, en aquella época oscura, se perseguía a los cubanos que vendían sus
alcoholes y ganado a los “bucaneros”, comerciantes de la región caribeña
que llevaban clandestinamente hacia EEUU y otros países los demandados
productos cubanos.

Fue precisamente esa política monopolista la que provoco la sublevación
de los vegueros en los primeros años del siglo XVIII, la primera acción
militar masiva independentista de los cubanos contra la Corona española.

Hoy el Gobierno-Partido-Estado cubano, cubano por estar en Cuba, no por
responder a los intereses del pueblo cubano, no solo practica el
monopolio del tabaco, del café, del azúcar y los derivados de la caña,
sino que lo ejerce sobre toda la economía y es esa precisamente una de
las causas fundamentales del desastre provocado en Cuba por un siempre
mismo Gobierno autoritario y populista que actúa como los señores
feudales en nombre de un socialismo que nunca ha existido.

El modelo estatal asalariado centralizado, demuestra una vez más que
nada tiene de socialista, de libertario ni democratico y que su único
interes es preservar el poder de sus elites.

Source: Los campesinos no pueden vender café a EEUU, el Gobierno sí |
Diario de Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1467337226_23516.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
July 2016
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Archives